Dificultades de Aprendizaje.


     La Unidad de Dificultades de Aprendizaje tiene como objetivo ofrecer estrategias y apoyos que faciliten el aprendizaje en el alumno, generalizando dichos  aprendizajes a sus contextos naturales.
Los problemas de aprendizaje afectan a 1 de cada 10 niños en edad escolar, por lo que es importante detectarlos para que no influyan en el rendimiento escolar.

 


LOS PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS POR LOS QUE SE RIGE LA UNIDAD SON LOS SIGUIENTES:


   •    Partir de un diagnóstico correctamente formulado por el profesional competente (neuropsicólogo y logopeda).
   •    Elaborar un programa de refuerzo comprensivo  y adaptado al tipo de dificultades existentes.
   •    Seleccionar actividades significativamente productivas en función del nivel de maduración del sujeto y de su propio estilo de aprendizaje.
   •    Controlar de modo permanente la evolución de los aprendizajes.
   •    Impedir que el alumno cometa errores, tanto en las estrategias como en las ejecuciones.
   •    Administrar con la máxima profusión refuerzos positivos.
   •    Combinar metodologías lúdico-activas variadas.
   •    Evitar tanto el rechazo como la sobreprotección.
   •    No prolongar el refuerzo pedagógico más de lo estrictamente necesario.

 


EL PLAN DE TRATAMIENTO SE CENTRA EN:


   •    Trabajar las habilidades mentales básicas que sean deficitarias (planificación, organización, velocidad de procesamiento, atención…).
   •    Trabajar prerrequisitos necesarios para el aprendizaje (lectura fonológica o directa, comprensión de oraciones o textos).
   •    Extracción de ideas principales.
   •    Extracción de ideas secundarias.


Además del trabajo con los niños también se realiza:
   •    Asesoramiento y orientación familiar.
   •    Actitudes positivas hacia los deberes y el aprendizaje general.
   •    Sentimientos de competencia personal, habilidad y autoconcepto académico.
   •    Conocimiento de las demandas de la tarea y estrategias de ejecución.
   •    Conductas hacia los deberes.


El grupo está dirigido por un neuropsicólogo, un logopeda y un maestro en pedagogía terapéutica.